Muro de gaviones para rehabilitación de Vía Verde.

Primera fase de construcción de muro de gaviones.

Primera fase de construcción de muro de gaviones. Podemos ver el colchón de base tipo “Reno”.

Este muro de gaviones es una actuación dentro de la construcción del “Camino Natural Santander-Mediterraneo“, una reconversión de una antigua vía de ferrocarril en “Vía Verde”. La actuación se realizó en el término municipal de Calatayud del 20 al 29 de Junio de 2016.

La antigua línea de ferrocarril circulaba próxima al río Ribota por lo que en su día se construyeron una serie de muros de contención para las tierras que formaban los taludes de las vías como método para evitar la erosión.

Con el paso del tiempo y sucesivas riadas, el agua ha socavado  la base de los muros, parte de los cuales se ha venido abajo, dejando desprotegida una zona de aproximadamente 70 metros. Estos antiguos muros, tiene unos tres metros de altura y su construcción es de mampostería sobre una base de hormigón.

Una vez analizado el problema, se opta por la utilización de un muro de gaviones como solución óptima. Una solución con hormigón quedó descartada de entrada por varios motivos. En primer lugar por ser un material nocivo para flora y fauna y técnicamente requería la construcción de una zapata mucho más grande que la existente para garantizar la seguridad de la obra.

La construcción de una escollera de contención, similar a la solución original, también se descartó por las siguientes razones: la realización de una sobre-excavación para asentar las piedras sobre terreno firme o en su defecto una zapata de hormigón. De esta forma, nos volvemos a encontrar con el mismo problema que con la solución anterior.

Al mismo tiempo, las soluciones descritas, platean otro tipo de problemas. Al ser construcciones relativamente macizas, tienen escaso poder de evacuación o drenaje. Es por ello que no soportan bien los empujes de las tierras del trasdós cuando estas absorben mucho agua.

El muro de gaviones es la solución óptima, por las siguientes razones:

  • Ofrece un drenaje perfecto, por lo que disminuye las fuerzas de empuje de las tierras y de las aguas. Al estar construidos los gaviones, por mallas de acero rellenas de piedras de unos 10 a 15 cm. de diametro, permiten que el agua entre y salga sin resistencia de su estructura. Al mismo tiempo, la malla de acero es deformable por lo que se hace que las fuerzas de presión se disipen y distribuyan homogéneamente.
  • El muro de gaviones se asienta sobre un colchón “Reno”, construido del mismo material, que se va adaptando a la erosión paulatina del río. Como podemos ver en la ilustración inferior, el colchón sufre un descalce en su extremo por la erosión del río. Debido a su flexibilidad y peso, el colchón se va hundiendo en el descalce, tapándolo y evitando su progresión.
  • Tanto a nivel ecológico como paisajístico es la solución más respetuosa con el entorno. Los gaviones están rellenos de piedras del propio lugar y no se introduce ningún material ajeno o nocivo con el entorno.
  • Es la solución económicamente mas eficaz.

En la siguiente animación podemos comprobar como el colchón “Reno” del muro de gaviones va adaptándose al terreno, a consecuencia de la erosión. Evitando que ésta, siga sucediendo en el futuro.

Funcionamiento del muro de gaviones ante la erosión fluvial

Comportamiento del colchón Reno del muro de gaviones ante la erosión fluvial.

Muro de gaviones a mitad de construcción.

Muro de gaviones parcialmente ejecutado.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *